Incluso los dioses se enamoran...

Incluso los dioses se enamoran...

¿Quienes son tus personajes favoritos de la saga "Run, la leyenda de los nueve mundos"?

Ya disponible la versión en papel. Pincha en la foto y ve a conseguir la tuya.

Hay miradas que despiertan....

Hay miradas que despiertan....

ternura y amor.

ternura y amor.

Y otras que despiertan...

Y otras que despiertan...

Furia.

Furia.

GTA VI: HOTDOGS, ATRACOS Y UNA HISTORIA DE COLGADOS

GTA VI: HOTDOGS, ATRACOS Y UNA HISTORIA DE COLGADOS














CAPITULO 1: JALEO EN LA PLANTA 41

En la época actual eran las dos del mediodía, el sol brillaba con fuerza en el estado americano de la Florida. En el estado del sudeste americano eran muy famosos: el pantano de Everglades por sus extensiones de agua y vegetación con sus caimanes incluidos, la ciudad de Orlando con su gigantesco parque de atracciones, Cabo Cañaveral con su base militar y por último la ciudad de Miami. La ciudad del vicio y la perversión. Sin embargo, esta historia no empieza aquí sino que lo hace en el estado de New York, más concretamente en la ciudad del mismo nombre.

A horas de la noche, las dos de la madrugada para ser exactos, en la última planta de un hotel de lujo de New York se celebraba una gran fiesta. Los hombres, todos de origen del este de Europa, pertenecían al equipo de seguridad de un mafioso de la ciudad. Ellos estaban acompañados por un grupo de prostitutas con las que estaban pasando un buen rato a base de drogas, sexo  y el tema Pumpkin and Honey Bunny. 


Con el principal tema de Pulp Fiction sonando desde la lejanía, una pareja de guardias del mafioso vestidos con traje y corbata, se metió en el interior del ascensor para dirigirse a la última planta, lugar donde se estaba celebrando la fiesta. Uno de los guardias era corpulento mientras que el otro era bajito. Ambos calvos.
-Menudo jaleo tienen arriba. Han traído putas y todo. El jefe se enfadará como no pare la fiesta.-comentó el guardia de mayor corpulencia.
-Ei, ¿en serio?-preguntó el más bajito, al mismo tiempo que preparaba un hilo de acero entre sus manos.
-Si…-respondió el guardia más alto, viéndose sorprendido de repente por su compañero, el cual empezó a estrangularlo con el hilo.  El guardia atacado intentó liberarse pero no pudo hacer nada y al final cayó muerto dentro del ascensor.
Una vez que el guardia de menor estatura se hubo quedado en soledad, se metió en el ascensor junto al cadáver y entonces se quitó una máscara de látex con la que había conseguido engañar a todo el mundo. También se desprendió de su cuerpo también recubierto de látex, quedando desnudo y mostrando así un cuerpo fibroso y lleno de cicatrices.
-¡Joder qué frío!-se quejó.  
El asaltante era un hombre menor de 25 años de raza asiática. Con los pies descalzos junto al cadáver, pulsó el botón de la última planta y el ascensor empezó a subir. Mientras el ascensor acristalado se desplazaba mostrando las luces brillantes de la ciudad de los rascacielos al mismo tiempo que la música no cesaba de sonar., el sicario se armó con dos revólveres que había dejado su víctima. Comprobó que tuvieran munición y luego inhaló y expulsó todo el aire de golpe. Él estaba concentrado en lo que se le vendría a continuación. En los gatillos de sus dos revólveres Magnum, el dedo índice de cada mano acariciaba con obsesión el gatillo impaciente por llegar a la última planta del edificio.
A medida que iba aumentando la euforia en el interior del pistolero, el tablero electrónico del ascensor reflejaba un número superior. Planta 38,39, 40 y por último 41. La planta a la que tenía que pensado desatar el mismísimo infierno. Al abrirse las puertas metálicas del ascensor, dos hombres de la seguridad  se giraron para ver quien había llegado pero al ver qué no se trataba de uno de los suyos reaccionaron sorprendidos. Lamentablemente para ellos, cuando vieron que el recién llegado era un intruso, no tuvieron ni la más mínima oportunidad de defenderse ya que el pistolero les voló la cabeza antes de que pudiera tan siquiera empuñar sus Ak-47. Mientras las dos moles encharcaban de su sangre la carísima moqueta que se extendía por todo el pasillo, el pistolero salió del ascensor empuñando sus revólveres de los cuales se escapaba el humo del cañón.
Tan pronto como se escucharon los disparos de bala, la música de la fiesta se vio cortada de repente.
-¡Cada uno a su puesto! ¡Alguien nos ataca!-gritó uno de los guardias, dirigiéndose tanto a sus compañeros como a las prostitutas.
Siguiendo el aviso, las mujeres fueron llevadas a una habitación donde fueron encerradas hasta nuevo aviso. Por parte de los hombres, algunos fueron a cubrir otras zonas de la suite mientras que otros tumbaron varios muebles creándose una cobertura para un tiroteo. La planta 41 era todo ella una gran suite con todos los lujos que puede contener la suite principal de un hotel de lujo. La estancia del interior se dividía por un gran salón,  varios lavabos, una sala de juegos, una gran cocina, y un largo número de habitaciones  más dispuestas para el personal.
Regresando a la acción, el sicario, metiéndose de lleno en el peligro,  derribó de una patada la puerta que daba entrada a la suite principal, y que conectaba de manera directa con el salón de ésta. En aquel lugar un grupo de guardias le esperaban parapetados detrás de los diferentes muebles que decoraban la lujosa estancia. Los guardias pretendía tenderle una emboscada, disparándole por diferentes flancos en cuanto el intruso avanzara un poco más por el salón.
En relación al pistolero, éste con la visión de la estancia ausente de enemigos no se confió. Aunque era cierto que fue avanzando por el salón, caminaba muy lentamente y no dejaba de empuñar en todo momento sus dos revólveres. Muy atento ante el mínimo movimiento sospechoso.
Detrás de las coberturas, los guardias a pesar de ser superiores en número, respiraban con nerviosismo debido a la tensión del momento. Escuchar las pisadas del pistolero en su avance por el salón, lo acercaban más y más a su enfrentamiento con él y ninguno de ellos tenía una total certeza de la posición exacta del individuo.
Habiendo recorrido medio salón por parte del pistolero, la paz se quebró en el salón y de repente, uno de los guardias salió de su escondrijo con una escopeta en mano. El pistolero, alertado por el ruido, se giró como una bestia cazando furtivamente y antes de que el guardia le diera tiempo a apuntar, le disparó en el pecho parándolo en seco en sus intenciones. El guardia al recibir el disparo en todo el pecho fue propulsado hacia atrás profiriendo una palabrota en ruso y dejando una mancha de sangre en la pared. El mismo desenlace ocurrió cuando otro guardia trató de sorprender al pistolero disparándole por la espalda. Justo después de que el segundo guardia saliera de la cobertura de un piano, el pistolero repitió la maniobra anterior. Se giró sobre sí mismo y con una puntería fuera de lo común acertó su disparo en el arma de su enemigo haciendo que la perdiera dejándola caer en el suelo a varios metros. Aprovechando la distracción que había causado el otro guardia, un tercero se levantó de detrás de un sofá y entonces disparó al pistolero. Los disparos fueron a parar cerca del pistolero pero sin acierto. Solo sirvieron para destrozar una importante pintura modernista valorada en medio millón de dólares.
En la acción posterior, el pistolero se encargó de enseñar cómo se mataba. A continuación éste pasó su brazo por debajo del otro brazo y con los dos brazos en forma de equis, disparó acertando la bala en toda la garganta. Tras el salpicón de sangre contra la pared que provocó la segunda muerte, el guardia que había perdido su arma regresó a su cobertura maldiciendo en ruso debido a las acciones del sicario. Mientras tanto, el pistolero siguió disparando, en esta ocasión directamente a las coberturas las cuales no eran escudos para las enormes balas de sus revólveres. Sin que le llegaran a plantar combate, mató a tres guardias más.
-¡Maldito hijo de puta, voy a acabar contigo!-gritó el guardia al mismo tiempo que se apresuraba en buscar otra arma escondida en su pantorrilla.
Durante el plazo de tiempo que el guardia estuvo haciéndose con la nueva arma, el pistolero acabó con la vida de otros dos guardias que como los dos primeros intentaron sorprenderle. Ya eran cuatro. Cada vez el salón estaba cubierto de más y más sangre producida por las victimas del pistolero. En el ambiente había profundo olor a sangre acompañado por la peste de la pólvora que despedían los revólveres Mágnum. En ese infierno, el guardia que se había resguardado detrás  de un piano, se alzó decidido en acabar con el asaltante pero para su incredulidad, había estado tan distraído en rearmarse que no se había dado cuenta que el pistolero le había rodeado y que ahora lo tenía justamente detrás apuntándole la cabeza con uno de los cañones.
¡Bang!
El cañón se disparó y con este cayó sobre el guardia sobre piano bañando de color sangre las inmaculadas teclas del instrumento musical. Rebasada la zona del salón, el sicario avanzó por la planta, metiéndose por un largo pasillo. En aquella zona de la planta, asesinó desde la distancia a otro guardia que se le esperaba al final del pasillo y el cual cayó postrado contra la pared.
Continuó caminando por el pasillo, y cada paso fue matando de un disparo a cada uno de los guardias que había escondidos en las diferentes habitaciones. Habiendo asesinado ya a más de diez hombres, siguió adelante por el pasillo. Ahora tenía un breve tiempo de descanso ya que la mayoría de hombres se hallaban muertos o bien demasiado asustados para salir a su paso. Esa pequeña tregua que le otorgaban los guardias, el pistolero la aprovechó para abrir el tambor de sus revólveres  para así recargar y así poder seguir con su desenfrenada matanza. Creyó que era un buen momento pero se equivocaba. Acaba de cagarla porque justo entonces, cuando se hallaba sin una puta bala en el tambor, una gigantesca mole perteneciente a la seguridad de su objetivo, salió del cuarto de baño armado con una ametralladora ligera. El gorila de descomunal corpulencia y ojos azules, en cuanto vio al pistolero le rechinaron los dientes de la rabia y entonces, empezó a disparar a diestro y siniestro. En la vorágine por matar al intruso, el guardia fue rociando de plomo todo el pasillo, mientras que el pistolero corría por salvar la vida.  En la carrera por llegar al final de pasillo, las balas  fueron besando los pies al pistolero pero ninguna llegó a alcanzarle.
Antes de que pudiera hacerlo, salió del pasillo,  derribando de una patada voladora la puerta de la habitación donde se escondía su objetivo. Entró en un despacho donde un hombre de raza caucásica le golpeó dándole un puñetazo que lo hizo caer contra el suelo. El pistolero tras haber recibido el duro golpe, levantó la mirada aturdido y sangrando por la nariz. El hombre que le había derribado era su objetivo. Era Niko Bellic, el hombre más buscado por el FBI por detrás de Osama Bin Laden.  Niko Bellic había hecho gran fortuna en la última década y toda ella la estaba usando para protegerse de los cientos de enemigos que se había ganado. No había banda u organización que no lo quisiera muerto por sus acciones del pasado. En especial, la mafia China que había iniciado una guerra contra la mafia rusa de la que él era el jefe para hacerse dueño del mercado de la droga y la extorsión.
 Habían pasado diez años desde que se supiera algo sobre Niko Bellic. Pese a los años, él seguía viéndose prácticamente igual que entonces. A sus 46 años, seguía viéndose como un hombre terriblemente duro. Un hombre capaz de aguantar cualquier cosa.
Niko, deseoso, por dar una lección al sicario que le habían enviado para asesinarle, se remangó la camisa y luego se situó en postura de boxeador para retar a su oponente.
-¡Vamos, pedazo de mierda! ¡Nadie va a poder reconocer a tu cadáver una vez acabe contigo!-gritó Niko con voz furiosa.
El gesto de desafío del mafioso fue recibido por el sicario asiático, quien a continuación se puso en pie y mostró una sonrisa maliciosa seguido de varias katas que denotaban sus conocimientos avanzados en artes marciales. Esos aspavientos previos al combate provocaron que Niko frunciera el ceño y añadiera con voz iracunda.
 -¡Aaaarg! ¡Voy a devolverte en una bolsa de la basura a Chinatown ¡–exclamó Niko.
En ese momento, el sicario atacó a Niko lanzándole en primer lugar una patada baja de la que se protegió con la espinilla. El sicario luchaba con un estilo claramente con influencias del Kung Fu chino mientras que Niko luchaba con estilo tosco y con influencias del Sambo ruso.
De nuevo, el sicario le asestó un puñetazo a Niko y a esta vez consiguió acertarle en toda la boca de tal modo que le hizo escupir varios dientes.  Producto del golpe, Niko se enfureció todavía más y volvió al combate encolerizado.
-¡Hijo de puta! ¡Voy a barrer la ciudad contigo!
Enzarzados nuevamente en el reparto de golpes, los dos eran grandes luchadores. Sin embargo, era obvio que la habilidad para la lucha del sicario alcanzaba el nivel de maestro de las artes marciales. Entre esquivos y bloqueos, los dos se golpearon mutuamente durante casi todo un minuto. Los múltiples golpes que se preferían el uno al otro no llegaban a causar un daño considerable a su oponente. Por lo único que se hacían era castigarse mutuamente. Lo máximo que conseguían hacer que era que el otro se enfadara todavía más.
 Llegado a un punto de que se iniciara la lucha, los dos se acercaron en demasía a la cristalera donde estaban siendo apuntados por un francotirador desde la lejanía de la azotera de un edificio colindante. Ese francotirador era Trevor Phillips. Trevor había viajado a New York para eliminar a Niko Bellic, algo que él consideraba  una operación estratégica empresarial vital para el futuro de su compañía.  Pensaba que la mejor manera para expandir su negocio de venta de armamento y drogas, debía de mandar un mensaje contundente a la mafia de las grandes ciudades del país y que mejor forma que hacerlo asesinando al hombre que todos querían ver muerto. El prestigio de matar a Niko Bellic le ayudaría a contrarrestar la mala fama que le había aportado su escasa habilidad para mantener con vida a sus clientes.
-Dos pollos en la cocina listo para ser cocidos.-dijo Trevor, al centrar en la mirilla de su rifle como su objetivo recibía la compañía de otro asesino.
Trevor disparó apuntando en la sien de Niko Bellic pero las ráfagas de aire que corrían estando a cientos de altura hicieron que la bala se desviara y que tan solo destrozara la cristalera que hacía de pared por lo que los dos luchadores quedaron abiertos a un gran precipicio que suponía estar en la planta 41.
-¡Joder! ¿Qué fue eso? ¿Un francotirador?-preguntó Niko mostrándose indignado y sorprendido.
El sicario a la cuestión realizada por el mafioso del este de Europa no tuvo respuesta ya que él también se hallaba sorprendido por el inesperado disparado.
Después de que los dos se detuvieran por un segundo para visualizar las mareantes vistas que ahora les ofrecía el lugar, se revolvieron el uno contra el otro para continuar con la lucha.
Volviendo a la azotea donde estaba Trevor, éste se maldijo por su fallo y de la rabia golpeo el rifle contra el suelo hasta doblarle el cañón.
-¡Mierda! ¡Joder!. No había calculado la fuerza del viento.-exclamó Trevor, iracundo.
Poseído por su furia desmesurada, Trevor acabó por lanzar el rifle por los aires haciendo que éste cayera desde gran altura delante de un puesto de comida rápida de Hotdogs reventándole la cabeza a una señora mayor de elevada gordura. El pakistaní con acento mexicano que trabajaba en aquel puesto ambulante, no se inmutó con el inesperado estallido del arma contra la cabeza de la señora sino que le preguntó si quería kétchup en su perrito a pesar de estar muerta.
Regresando a Trevor, el mafioso canadiense estaba asomado a la azotea mirando hacia el lugar donde había caído su rifle.
-Buff, eso sí que es tener mala suerte.
De repente, un ataque de rabia entró en Trevor devolviendo sus sentidos a su objetivo.
-Grrr. Niko. Tendré que ir matarte con mis propias manos. Mierda rusa-añadió, mientras se marchaba de la azotea para bajar por las escaleras del edificio.
Desplazándonos de nuevo a la acción que se desarrollaba en el escondrijo de Niko Bellic, de repente, entró en la sala  el gigante ruso cargado con su ametralladora ligera.
-No se preocupe señor Bellic. ¡Ya me encargo yo de eliminar esta rata!-exclamó el grandullón, iniciando a continuación su lluvia de plomo.
En cuanto la ametralladora empezó a descargar la munición  el sicario se lanzó al suelo para cubrirse con los muebles del despacho. Dado que Niko como el sicario estaban tan próximos el uno del otro que si el guardia quería matar al sicario casi tenía que dar a su jefe para librarse del asaltante, Niko Bellic le gritó a su hombre escondido detrás de uno de los muebles que se abstuviera de intentarlo.
-Te lo suplico, Sergei. ¡Vas a darme a mí también!-gritó Niko.
-Confie en mí, señor. No lo haré.-contestó el guardia, al mismo tiempo que disparaba a todas las coberturas existentes haciendo que todo volara en pedazos.
Niko, rabioso porque su hombre no le hiciera caso,  maldijo por su mala fortuna por enésima vez y entonces  cogió un paracaídas que tenía escondido debajo de una mesa y acto seguido, se lanzó por el gran precipicio que se había abierto al romperse el muro de cristal.
-¡Adiós idiota!-gritó Niko, justo antes de saltar al vacío.
 El sicario al ver como su objetivo se escapaba y como la muerte le asechaba cada vez más por culpa de la ametralladora, decidió hacer una locura y acabó por salir corriendo y lanzarse al precipicio sin la protección de ningún paracaídas.



El buscador de símbolos. Alex y Nina Gustafsson.

Libro interesante

El buscador de símbolos. Alex y Nina Gustafsson.




Posteado el 12 de febrero de 2014.

Hace un par de meses os conté que estoy colaborando con el blog de estos hermanos suecos afincados en Madrid. Pues ahora os comento el libro que ambos han escrito a cuatro manos, el buscador de símbolos.

La novela erótica que he leído hasta ahora, grosso modo, estaba elaborada en el ámbito de un argumento más o menos trabajado, sirviendo éste como hilo de conducción de una trama, casi siempre flojucha, excusando las escenas eróticas que se describían con mejor o peor acierto.

Sin embargo, nos encontramos aquí con un libro que a mí por lo menos me descuadra esta teoría. La trama que hay entre las escenas eróticas es tan absorbente y tan buena que no desmerece a las hot scenes. Es una historia con un alto contenido erótico, descrito de una manera brutal, hay escenas de sexo sadomaso, sexo brutal, sexo romántico, sexo en el agua, en un balcón…en fin, gran variedad de registros en este aspecto.

Luego, el hilo del que os hablaba antes se nos muestra como las andanzas de Axel, un hombre que utiliza el engaño para llegar a las mujeres que seduce, hace y dice lo que ellas quieren oír y ver y lo convierte en,  palabras de Andrés Poblada (un lector en el foro) , el amante perfecto.



Un hombre que no cree en el amor, pero arde en deseos de enamorarse. Todos queremos lo que no podemos conseguir, ¿no? Pero Axel no se lo puede permitir, porque tiene una misión. Él es el buscador de símbolos.






Axel conoce a Marie Louise, una prostituta, y a partir de ahí, todo su mundo se vuelve del revés. Pero no acaba ahí todo. Las circunstancias no son nunca lo que parecen, y este libro no es menos, tiene una sorpresa escondida que nos llena de emoción y sorpresa, y que, al desentramar los nudos de la novela, da lógica a los comportamientos y palabras del protagonista. Al fin y al cabo, estamos en la sección de paranormal…y hasta aquí puedo leer.


Veladas entre las líneas se encuentran conceptos como los de almas gemelas, amor eterno y, cómo no, bonitas historias de pasión desbocada.







Los hermanos Gustafsson han publicado una obra que de ser literaria, pasa a ser perfecta para un guión cinematográfico, ya en mi cabeza veo los actores más adecuados para los papeles principales. Leedlo vosotros y decidme a quién os imagináis en cada puesto.



No seas temerosa. Soy Axel, el amante perfecto. HermanosGustafsson .

NOTICIAS IMPORTANTES


Después de una gran batalla con la Casa del libro he conseguido publicar el primer libro de la saga. Tengo que decir que las opciones de Amazon son mucho más fáciles pero bueno he conseguido situar Run en otro portal de venta. Aquí abajo lo teneis. Ahora solo tengo que ajustarle el precio porque pensaba que lo vendería en formato papel pero al final es en formato Ebook. Disfrutadlo y un abrazo

http://www.casadellibro.com/ebook-run-la-leyenda-de-los-nueve-mundos-ebook/9788461620401/2221417

EXTENDIENDO MI PÚBLICACIÓN Y MI ENTRADA EN TWITTER

Saludos a todos a los que ahora esteis leyendo esto en este blog. Supongo que estaréis curioseando un poco de qué va el tema de Run y tal. Me alegro si os está gustando lo que veis y más si os habéis leído alguno de la saga. A los que esteis pendientes de Run quería comentaros que hace poco he dado un paso más en el tema de la publicación. He publicado el primer tomo de la saga "Run, la leyenda de los nueve mundos" en http://www.casadellibro.com/ y también en www.kobobooks.com/‎. Supongo que esto ayude en la propagación de la saga. En total llevo cerca de unos 200 libros vendidos así que todavía me queda mucho mucho por vender. Sé que unos 200 libros son muy pocos pero mi precio son 6,70 euros cuando el de otros escritores son 0,89 o 2,50. Venderlo a un precio tan barata sería  para mí un insulto a la saga. Prefiero vender pocos que menospreciar a una saga que tanto me ha costado hacer.

Otra cosa que quería comentaros es el hecho que recientemente me he registrado en twitter. Me he creado una cuenta como autor. https://twitter.com/RunLaleyendadel. Me encontraréis con este nombre...

CarlosJavieRodríguez

En twitter he encontrado que no conozco a nadie porque mis conocidos y amigos no usan twitter así que todos mis contactos han surgido a raíz del libro. Son pocos como en Facebook...La mitad de ellos son lectores y la otra mitad sob escritores. Estoy bastante sorprendido porque me siguen tres best sellers de Amazon sin yo haberselo pedido: Blanca Miosi, Roberto Martinez Guzman y Eva García Saénz. En fín mantengo la idea de por no ser un escritor poco conocido no quiere decir que mis libros no sean algo muy grande.  

Un abrazo

¡El 4 de Agosto sale a la venta "Run, sangre de heroes"! La tercera parte de "Run, la leyenda de los nueve mundos".



Run, el dragón negro

 

¡El 10 de Junio sale a la venta "Run, el dragon negro"! La segunda parte de "Run, la leyenda de los nueve mundos".


Consígue el libro aquí



Aquí os dejo un video sobre el videojuego Skyrim el cual luce una estética que bien podría ser el tráiler de este nuevo libro de la saga:





TRAILER DE "RUN, LA LEYENDA DE LOS NUEVE MUNDOS"


Para visualizarlo correctamente se recomienda que primero quites el audio de la página. Se encuentra justo debajo del contador de visitas. ¡Un saludo!


PORTADA DEFINITIVA



Por motivos de Copyright en la portada los de Marvel me han pedido que la cambie así que esta es la portada definitiva.

Yggdrasil


La leyenda de los nueve mundos

En la mitología nórdica el mundo donde habita el hombre, por más que nos pese ya que tendemos a creernos el centro del mundo, era nada más una rama del fresno Yggdrasil, el árbol que representa el universo. Nuestra morada es solo uno de los nueve mundos que posee el sagrado árbol, y no el más importante, precisamente.  Estos nueve mundos están situados a lo largo del árbol sagrado y desde lo más alto de su copa, donde se sitúa el Muspelheim, descendemos por el tronco, donde está el Midgard, la tierra del medio, hasta las tres raíces, donde se ubican los otros mundos.


1. Muspelheim es el Reino de fuego. En él habita el gigante de fuego llamado Surtur y otra clase de criaturas de fuego.

2. Midgard, el Reino de los Hombres, está situada en el tronco. Ahí en ese lugar casi sin importancia, fue donde nos colocaron los dioses después de crearnos, a partir de dos trozos de árbol.


3. Asgard, el Reino de los Ases o paraíso. Allí está el Valaskialf, la sala de Odín techada de plata pura, donde se encuentra su trono, el Hlidskiaf. Cuando se sienta allí, ve todos los mundos y lo que en ellos sucede. Aparte de los dioses también habitan en Asgard las almas benévolas.


4. Alfheim, es el Reino de los seres de la luz. En él habitan los elfos, los medianos, los duendes, las hadas y un largo número de criaturas.


5. Vanaheim, es el Reino de los Vanir, tierra donde se trasladan a vivir los Vanir, una familia de dioses con semejanza a los elfos.




6. Jötunheim, el Reino de los gigantes de la escarcha y de los de roca.




7. Svartálfaheim, es el Reino de las criaturas de la noche, en él se esconden licantropos, vampiros, orcos y  enanos. 



8. Niflheim, el Reino de las tinieblas eternas, está envuelto por silencio y por la niebla. En este mundo terminan los que han muerto por enfermedad, vejez o accidente.


9. Helheim, Infierno, está situado en una de las partes más oscuras y tenebrosas del enorme y gélido Niflheim. En este mundo terminan los muertos que son condenados por sus crímenes. 




HABLADURÍAS....

Cuentan el viento y las estrellas, que una vez existió una mujer que demostró ser tan fuerte como el dios Thor, tan sabia como el dios Odín y tan bella como la diosa Freya. Su nombre no fue recogido en los libros de historia que se estudian en los colegios y tampoco los expertos han hecho referencia a ella. Por eso me encuentro en la obligación de hablaros sobre quién fue, qué hizo, a quienes amó y porqué. Su nombre era Run y aunque en un principio no os suene a nada salvo a "correr" en inglés, os diré que Run acabó convirtiéndose en leyenda...

Run, la leyenda de los nueve mundos

Run, la leyenda de los nueve mundos